Finalistas en el concurso de construcción de la nueva escoleta municipal de Llubí, Mallorca

Abril | 2017

 

Colaboradores: Raquel Álvarez Arce y Julio Garcés Rallo.
P.E.M.: 497.446,79€

 

El municipio de Llubí se encuentra situado en el Pla de Mallorca, y su tipografía es irregular. El núcleo urbano se encuentra en dos cerros por las que pasa el Torrentd’Aumadrà, que desemboca en la albufera de Muro.
El parcelario de LLubí tiene una morfología característica con origen en las tierras de labranza, se compone de parcelas con poco frente de fachada y mucha profundidad, lo que ha dado lugar a edificaciones con una fachada alineada a la calle y un patio posterior.
La construcción autóctona de Llubí se caracteriza por el uso de la piedra en muros de mampostería y enfoscados de colores ocres. Las tapias que delimitan las parcelas son igualmente mampuestos poco o nada labrados y unidos con mortero.
Las edificaciones tienen una o dos alturas en el casco urbano, caracterizadas por el uso de cubiertas a dos aguas de teja cerámica.

La parcela objeto del concurso tiene una forma trapezoidal con un frente de 26 metros y medio, junto a un almacén de material de construcción que se ubica como un edificio exento. La vía que da acceso al solar, calle Roca Llisa, es un vial de aproximadamente 9 metros de ancho y de doble sentido convirtiéndose uno de sus carriles en aparcamiento.

 

Mediante la construcción de una tapia que replica las técnicas constructivas autóctonas, el edificio pretende delimitar dos mundos diferentes, articula el espacio para ofrecer una fachada sobria hacia el pueblo que respete la arquitectura y materiales tradicionales del entorno; y un mundo interior de formas y colores puros que potencie el aprendizaje y la imaginación de los más pequeños.
El edificio cede una parte del espacio exterior al pueblo creando una pequeña plaza en el acceso siguiendo la alineación del almacén colindante. Este jardín delantero incluye una zona de aparcamiento reservado a los trabajadores del centro en los horarios de apertura y disponible al público fuera de horario lectivo.

La escuela se organiza en dos bandas paralelas que separan mediante un corredor central el programa docente del resto de espacios. Ambas bandas cuentan con sendos espacios exteriores cuya orientación y dimensionado responden a su uso.

 

En el desarrollo del proyecto se siguen cuatro sencillas ideas que dan forma al programa y refuerzan su ideología:

  • La construcción de una tapia de estética en consonancia con el entorno aporta intimidad y sosiego al espacio de las aulas. Así mismo funciona como un fondo de seguridad jardín de acceso donde los padres pueden esperar la salida de sus niños, un espacio para la interacción y crear comunidad.
  • La construcción de cada aula como espacio psicológico se refuerza mediante la forma de “casa” que otorgan cubiertas propias a dos aguas. Dentro de esta “casa” todo puede ocurrir: es un espacio para el juego y la experimentación. Cada aula se significa por un color propio que lo diferencia de las demás y se manifiesta en los accesos de cada aula así como elementos de partición y mobiliario dentro del aula.
  • Tanto en los espacios de circulación y docentes como en los exteriores se repiten geometrías básicas que refuerzan la idea de la
    experimentación en la infancia y contribuyen a generar una seña de identidad y la apropiación del edificio por parte de sus usuarios.
  • El aula como espacio para la curiosidad no puede dejar de contar con un pedazo de naturaleza. Cada aula cuenta con su propio espacio exterior donde cada grupo puede decidir cómo incorporarlo a sus intereses: juegos, cultivos, siestas al aire, etc.

Pin It on Pinterest