rehabilitación vivienda valladolid

Normalmente si tomamos la decisión de hacer una reforma en nuestra vivienda tendemos a pensar que no necesitamos a nadie, que con nuestro bien hacer  y la ayuda del albañil nos bastará. Puede que en algunos casos sea cierto, puede que en otros sea imprescindible la figura de un arquitecto dado que las obras precisen de una licencia de obras o bien de asesoramiento técnico concreto, pero lo que tenemos claro es que un arquitecto te aportará un valor añadido a la reforma que merecerá la pena.

En nuestra experiencia profesional como peritos judiciales hemos vivido muchos casos de clientes que han tenido problemas con el constructor, acabados defectuosos, desavenencias económicas, incumplimiento de presupuestos, obras sin terminar, etc., con todos los quebraderos de cabeza que ello supone y por supuesto el importe económico.

reforma vivienda arquitecto Valladolid

Por tanto, muchas son las ventajas, y muy pocas las desventajas. Un arquitecto, o en definitiva, cualquier técnico cualificado, te aportará:

 

  • Un proyecto.

    El arquitecto entenderá tus necesidades funcionales y el presupuesto que quieres o puedes destinar a la obra y realizará un proyecto ajustado al cliente: optimizará el espacio disponible, creando soluciones ingeniosas para ganar metros cuadrados aprovechando al máximo el espacio disponible. Cuando tú creas o sepas si es posible, él probablemente, encontrará una solución. Al diseñar estas soluciones pensará automáticamente en el presupuesto que tienes, ajustándolas a él. Esto es imprescindible: en arquitectura se puede hacer casi todo, pero todo tiene un precio. Además el proyecto te permitirá observar el resultado final antes de realizar la obra  y podrás realizar los cambios deseados antes de que sea demasiado tarde. En definitiva el técnico te aportará un valor añadido a la vivienda que siempre estará ahí a la hora de venderla.

  • Mediciones.

    Contar con unas mediciones, una valoración de la cantidad de cada partida de obra, por ejemplo, “5 m2 de pladur, es fundamental para poder contratar a un constructor por tu cuenta. El arquitecto estará de tu lado en la reforma, por lo que es objetivo, además de conocer en profundidad el proyecto. De esta forma te aseguras que el presupuesto incluye todo lo que tiene que incluir y no incluye lo que no debe incluir. Sin un conocimiento técnico, el repasar, comprobar y comparar presupuestos puede ser una tarea simplemente imposible, dejando tu decisión en manos de tu intuición.

  • Comparativa de presupuestos y decisión a tomar.

    Éste trabajo en muchos casos no se pide al arquitecto, pero es una decisión inteligente para aprovechar sus servicios y lo más importante: amortizarlos. El arquitecto conoce los precios, por lo que puede ajustar el presupuesto del industrial, y así su contratación quedará amortizada, tendrás las dos cosas al precio de uno. Además, comprobará que son correctos, que no se dejan ni se añaden partidas innecesarias.

  • Dirección de obra.

    Si llevas la contratación del arquitecto más allá, puedes pedirle que dirija la intervención. Si has realizado ya alguna reforma sabrás cuánto ahorro de tiempo, de problemas y en definitiva de estrés te supondrá. Probablemente no dispongas ni de tiempo para realizar una supervisión correcta de la obra.

    En conclusión la contratación de un técnico cualificado para realizar una reforma de vivienda o local te supondrá un valor añadido al inmueble y seguramente un ahorro económico a corto plazo.

    Si te interesa puedes pedirnos presupuesto para reformar o rehabilitar sin compromiso haciendo click.

 

Pin It on Pinterest