Hace menos de un año no sabíamos lo que era BIM, cuando Giovanni Olcese hizo un curso de Archicad en la escuela de Arquitectura de Valladolid y conoció a Jesús Ramos (Chuso), ya que él impartía las clases. Ese día descubrimos una forma de trabajo que iba más allá, estábamos acostumbrados a trabajar en 2 dimensiones y que cada dibujo fuera independiente, ahora un mismo modelo te sirve para obtener toda la documentación 2D con el avance de tiempo que ello supone. Después de aquel curso participamos en el concurso de proyecto básico de 189 viviendas protegidas del 29 de Octubre y decidimos hacerlo en BIM para ello contamos en el equipo con Chuso además de David Hernández. Como el VIVA  nos dio una bonita mención por participar pues quedamos encantados con la experiencia y cuando vimos que salía un concurso BIM Valladolid decidimos que teníamos que participar si o si.

La mecánica del concurso era bastante compleja ya que había que desarrollar un proyecto incluido calculo de estructuras, balance energético, instalaciones y presupuesto, todo ello en 4 días y siempre trabajando en BIM claro. Para nosotros era un nuevo reto del que sabíamos que íbamos a aprender mucho, así que nos lanzamos aun desconociendo muchos de los métodos que exigían. Además Chuso estaba esos días en Londres y teníamos que trabajar a distancia.

UNAS VECES SE GANA, OTRAS VECES SE APRENDE

Pero el resultado fue bueno, conseguimos tener un modelo arquitectónico, un modelo estructural, energético… Todo ello partiendo de un mismo archivo en el que estuvimos trabajando 4 personas simultáneamente. No ganamos pero aprendimos mucho, ahora mismo es nuestro sistema de trabajo en los proyectos de vivienda que estamos realizando, ya que es rápido, fiable y permite un trabajo en equipo coordinado en tiempo real lo que nos permite definir mucho más el proyecto y obtener mejores resultados.

Pin It on Pinterest