arquitecto en valladolidAunque no sea consciente de esto debe saberlo: Usted es una marca.

En el mundo actual vivimos saturados de información, por tanto las personas no pueden captarlo todo, es por ello que la gente cree lo que ve de nosotros. Todo el mundo ve lo que parece ser, sin importar mucho lo que realmente es. No se trata de menospreciar lo que hay en el interior, se trata de darle más importancia a lo que exponemos de nosotros hoy en día, ya que puede repercutir de manera directa en los resultados que queremos obtener, en cualquier aspecto de la vida, tanto personal como profesional.

Ser conscientes de la necesidad de mejorar nuestra marca personal puede convertir esta simple frase en una potente herramienta que nos ayudará a lograr nuestras metas y llegar al éxito. En el mundo profesional actual se necesita un distintivo que te haga único y muestre tu propia personalidad y capacidades que te hagan sobresalir entre tanta gente competitiva. Para empezar se deben de tener claro los términos Marca Personal y Reputación. Marca Personal: el conjunto de características de una persona, aquello por lo que se le conoce y se le diferencia de otras y que presenta por su nombre y aspecto. Reputación: es el juicio de valor que tenemos al comparar la imagen o aspecto de alguien con sus valores, lo que incluye nuestro propio criterio. Esto tiene como resultado una promoción personal a través de la percepción que tienen los demás de uno.


 

Una vez claros estos términos, debemos hacernos estas preguntas para trazar un objetivo:

¿Quién es usted? ¿Cuáles son sus productos o servicios? ¿Qué quiere? ¿Qué va a hacer para conseguirlo?

Al tener definidos estos puntos en nuestro plan, podemos empezar con nuestra marca personal.

Hoy en día las herramientas para compartir, redes sociales, herramientas de comunicación social, etc. hacen que estemos en condiciones para el éxito de nuestra marca. En cierto sentido, muestra nuestro talento y son los clientes los que se sienten atraídos a ella, pero hay que tener en cuenta ciertos aspectos a la hora de crearnos una buena marca en los medios sociales:

1. Conviértete en una fuente experta.

Es decir, debes saber vender un discurso. Es el discurso de quien eres y a que te dedicas. Escribir un artículo y firmarlo se convierten en una fuente bastante útil para expertos, dedicados al tema que queremos vender. Asegúrese también de tener una foto actual, biografía y currículum para todos aquellos que quieran saber quién es usted y a qué se dedica.

2. Conviértete en un gran comunicador.

Las investigaciones demuestran que una “alta” habilidad de comunicación es un factor determinante si quieres tener una marca profesional sólida. A veces es bueno contratar a un entrenador de comunicación para garantizar que nuestras habilidades cada vez se van convirtiendo en más profesionales.

3. Elabore su plan de marketing y revíselo trimestralmente.

Incluya objetivos específicos, estrategias, medidas, y un calendario. Establecer estos criterios nos pondrá muy fácil el conseguir una marca preferente frente a las ya existentes en el mercado.

4. Desarrolle su “discurso de ascensor”.

Como vimos en el artículo “Otras fórmulas de encontrar trabajo. Elevator Pitch” es el tiempo que tarda un ascensor en realizar un recorrido. De 30 a 60” y tenemos que ser capaces de ofrecer una descripción clara de lo que hacemos, cómo lo hacemos (diferenciarnos frente a la competencia), y el beneficio que le puede proporcionar.

5. Construye tu Networking.

Hacer nuevos contactos comerciales y mantenerse en contacto con ellos es una labor que debemos de mimar. Recuerda que la mayoría de las personas con marcas poderosas tienen amigos poderosos.

6. Desarrolle aliados.

Darse cuenta de que su jefe puede ser su aliado más poderoso o enemigo en la construcción de su marca personal. Seamos consecuentes y nunca hablemos mal de nadie. Debemos hacer que nuestros jefes se vean bien e intentar ayudarles a construir sus propias marcas personales si no las tienen. Lo que nunca debemos hacer es destruirlas, ya que se puede volver como factor contrario a nuestro objetivo que no es otro que crear una solida marca personal.

7. Vístase para el trabajo que desea, no el trabajo que tiene.

Equilibre su estilo individual con la ropa que será de interés para los que está tratando de vender. Use la lógica o sentido común en este apartado. Muchos consultores pecan del “trajismo”, cuando en organizaciones más informales requieren vestimentas mas informales. El ser conocedor de la cultura empresarial en la que tenemos que bucear, es primordial en estos casos.

8. Tenga clase y estilo.

Aprender un poco de protocolo empresarial es una forma adecuada de empezar. También deberíamos comprar “papelería personal elegante” que usemos en nuestra actividad cotidiana. Saber cómo pedir una buena botella de vino en un restaurante de calidad, son ejemplos de detalles que harán que vayamos marcando la diferencia, pero recuerde, el alcohol y la marca personal rara mezcla produce.

9. Dar algo a cambio.

Emplee su dinero y talento en causas diferentes a su actividad para ayudar a crear también una marca firme y darle un valor añadido a nuestro nombre. Encontrar una causa que a usted le apasione y dedicar de forma altruista nuestro tiempo, ayuda a dar esa visión de marca solidaria propia que también ayuda a ser una marca preferente.

10. Humildad.

Sea humilde con su cliente, si no puede realizarlo no haga promesas que luego incumplirá. Un trabajo mal realizado supone que más clientes potenciales se enteren de la chapuza que usted está creando, entonces su marca terminará por los suelos.


Con todos estos consejos lograremos tener una reputación online y nuestros seguidores y posibles clientes, pero no hay que olvidar que no sólo hay que estar presente en la red, si no sale a la calle y conoce personalmente a su potencial cliente probablemente no consiga cerrar un rato.

 

Pin It on Pinterest